miércoles, 2 de febrero de 2011

Ansiedad y doloneurobión

Así están las cosas. Fui al médico con la certeza de que algo andaba mal. Dolor de cabeza, mareos, incluso dolor de manos! Tal vez era diabetes debido a la genética familiar. Al llegar al médico, había una promoción de análisis de laboratorio: $500.00. Después de desahogarme con el médico, me mando sacar unas placas de los senos paranasales además de los análisis. Había que descartar cualquier infección.

La receta: cuatro inyecciones de Dolo-Bedoyecta (una diaria) y Prozac! Como el Prozac no sonaba muy bien, sólo compramos las vitaminas. Gracias a Dios sólo había dos en existencia, así me angustiaba menos al ver sólo dos paquetes.

El pobre de Daniel fue el indicado para inyectarme. La primera vez no hubo mucha dificultad aunque sí mucho dolor. Yo, tranquila ya que está aprendiendo a inyectar. Y gracias a la madurez de mis casi cuarenta años, no grité ni pataleé. La segunda inyección, en la otra pompa, fue más dolorosa. Tal vez porque me perforó la pierna con la aguja o me picó algún nervio o tendón; porque era un dolor que no quería ni ver al pobre Daniel. Para la tercera, fue una tragedia. La ampolleta venía mal de fábrica y Daniel terminó con el líquido en las manos; así que como se desperdició, albergué la posibilidad de evitarla. Nunca. Daniel ya estaba preparando la otra inyección que tenía. Así que me acomodé, y esperé el pinchazo. Después de acomodarse una y otra vez, siento la aguja que penetra mi pompa pero me moví!!! Así que eso valió ¡otro piquete! Cuando terminó de ponermela me dije a mi misma: 'No habrá una cuarta'.

Y así me dormí anoche, esperando descansar antes de saber en la mañana el diagnóstico de mi enfermedad; pidiéndole a Dios compasión y misericordia. Con placas y análisis, seguro que el médico iba a encontrar mi extraña enfermedad.

Así que en la mañana, mientras esperaba descubrir algo en la cara del médico mientras revisa los análisis y placas, me dice: 'Nada. Usted está perfecta'. Como? No tengo diabetes? No me falla el hígado o el riñón? Algún tumor en la cabeza? 'Nada. Usted está sana'. Receta: Hacer ejercicio, dormir y comer bien y Dolo-Neurobión en pastillas!!!!

4 comentarios:

S. Cid dijo...

Uffff, qué descanso, ¿eh? Descanso doble, además: que no sea nada... y que el próximo medicamento se administre en pastillas, jajajajaa :-)

Me alegro de que tu salud sea buena. Ahora, ya con el diagnóstico, tranquilidad, comer bien, dormir mejor... y algo de ejercicio.

Saludos.

ofilia dijo...

Gracias, S. Cid! No sabes el pánico que me dan las inyecciones!

leonel aceves dijo...

Yo ando igual, dolor de cabeza, mareos, ando bien de colesterol, triglicéridos, glucosa, no se que tengo, podre inyectarme doloneurobon?...

leonel aceves dijo...

Tengo 40 años, siempre he sido deportista, no fumo, no tomo.. Necesito en verdad ayuda... !!!!